Un joven de 22 años de edad quedó imputado por abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal, en perjuicio de su prima, de solamente 9 años de edad.

Ayrton Ferrari, oriundo de la ciudad de San Lorenzo, viajaba exclusivamente a la localidad de Casilda, en donde reside su hermana con su pareja, su hijo y la hija en cuestión, y con la excusa de la visita, aprovechaba para cometer los abusos contra la pequeña.

Fue la misma pequeña la que relató a los psicólogos de la Agencia de Investigación Criminal casildense los reiterados abusos que este joven ejercía sobre ella.

El fiscal Emiliano Ehret, solicitó ante el juez Carlos Pareto la imputación por “abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal, en concurso real, y el hecho de promoción de corrupción de menores agravado por la edad de la víctima, en carácter de autor y con hechos consumados”.

El representante del Ministerio Público de la Acusación aludió, en referencia al relato de la víctima, que el hoy detenido bajo prisión preventiva por el plazo máximo, le mostraba sus partes intimas, hacia que la pequeña le realice sexo oral hasta el momento de la eyaculación, y la obligaba a mostrarle sus partes íntimas, todo cuando aprovechaba los momentos en los que se quedaban solos en la casa de la hermana del victimario.

Ahora, la menor junto a su hermano declararán bajo la modalidad de Cámara Gesell para obtener así las últimas pruebas para definir el juicio oral y público al que será llevado el joven de 22 años de edad.