Elma Peloso perdió a su hijo en la guerra de Malvinas y siempre mantuvo la ilusión de conocer el lugar donde descansan sus restos. Dada las dificultades del traslado y su alto costo, la Fundación No Me Olvides lanzó una campaña con el objeto de reunir fondos para lograr que viaje en un avión sanitario.

Hoy, esa ilusión se hizo realidad y Elma podrá llegar a la tumba del soldado Gabino Ruíz Díaz “Cambancito”, su hijo muerto en combate en las islas. La mujer salió este miércoles del paraje Colonia Pando, a 140 kilómetros de la capital correntina en un helicóptero del Ejército Argentino para comenzar esta travesía.


“Si Dios me levanta en este lugar, mami, si ya no regreso, no llore por mí porque estoy luchando por la Patria” Gabino Ruíz Díaz

En diciembre de 2019 se había comenzado una campaña para recaudar fondos que ayudaran a solventar el traslado. El costo total del viaje es de 30 mil dólares, que se lograron recaudar en la campaña. Ahora, Elma regresará a Malvinas pero debido a su grave condición de salud debe hacerlo en un avión sanitario, junto a un grupo de médicos que la asista. Desde que viajó por primera vez a las islas hasta ahora, ella sufrió la pérdida de su esposo y padeció de una grave enfermedad que le costó sus dos piernas, por lo que necesita de un traslado especial.

El soldado Gabino “Cambancito” Ruíz Díaz
Soldado solo conocido por Dios

“Cambacito” se crió en Colonia La Elisa, San Roque, en la provincia de Corrientes. Tenía seis hermanos, le gustaba andar a caballo y trabajaba en el campo hasta que tuvo que partir como soldado del Regimiento N° 12 de Mercedes a participar de la guerra del Atlántico Sur, donde murió. Estuvo 32 años como NN. Y fue parte de los 90 soldados que fueron identificados por el Equipo de Antropología.

Elma fue trasladada en un helicóptero del Ejército

Elma había viajado en 2007 a las Islas del Atlántico Sur y no encontró la tumba de su hijo ya que era una de las 125 que llevaba la leyenda “Soldado sólo conocido por Dios”. Pero luego del trabajo destacado del Equipo Argentino de Antropología Forense, de la Fundación No me olvides, con el acompañamiento de Cruz Roja Internacional y de los gobiernos argentino y británico la mujer que ahora tiene 80 años regresará y podrá leer la placa que identifica la sepultura de Gabino.

Por su patología, la madre de Gabino viajó en un avión sanitario
El viaje

Elma partió desde su casa a bordo de un helicóptero del ejército este miércoles 4 de marzo, llegó a Corrientes capital y desde allí se dispuso su traslado a las Islas Malvinas. “Todo depende del clima y a qué hora llegue a Río Galleros. Pero seguramente mañana esta madre ya estará visitando la tumba de “Cambancito”, dijo a Sin Mordaza Luis Vega, ex combatiente de la ciudad de Santa Fe.