“El dólar se escapó y los precios están por debajo, eso hace que la demanda explote. Sumado a que la gente no tiene dónde invertir su dinero. En la parte financiera las tasas están muy bajas y el dólar es difícil comprarlo, tenés que ir al blue que es carísimo, entonces la gente se resguarda en materiales. Al quemarle la plata, hace la pileta o una reforma“, expresó.

Por otra parte, los proveedores de cemento manifestaron que el nivel de venta de bolsas está en un récord histórico, un hecho que evidenciaría que las obras que comenzaron a construirse son de pequeñas dimensiones.

Escuchar también la nota completa: