Desde el 20 de marzo, con el comienzo de la cuarentena en el país, se limitó la circulación de todas las personas para evitar la propagación del coronavirus. De esta manera, a través de decretos y resoluciones, la Nación dio forma legal a un hecho sin precedentes en el país: el aislamiento preventivo y obligatorio de la ciudadanía.

Las provincias adhirieron a estas normativas y, a su vez, los municipios y comunas se comprometieron a colaborar.

Para el 6 de abril y con el objetivo de evitar mayores inconvenientes, desde el Gobierno nacional se decidió poner en vigencia el Certificado Único de Circulación. Es decir, solamente desde www.argentina.gob.ar, la página oficial, se puede descargar el formulario que, como su nombre lo indica, es único y sirve para ser presentado ante las autoridades competentes que realicen los controles en ciudades y rutas.

Leer también Dos detenidos por vender permisos falsos para circular por la calle

¿Desconocimiento?

Sin embargo, no son pocas las comunas en la provincia de Santa Fe que desconocen este aspecto y promueven certificados impartidos desde las propias administraciones locales, algo que, sabido es, son inconstitucionales. Las comunas no tienen potestad para impartir ningún tipo de autorización de circulación porque eso es una facultad de la Nación.

Tal es el caso de la comuna de María Juana, ubicada a 125 km de la capital provincial y a 210 km de Rosario, donde solicitan a vecinos de otras localidades “certificados especiales” expedidos por comunas para la circulación dentro de la localidad.

“Las personas que residen en Garibaldi o Eustolia que quieran ingresar a nuestro pueblo para realizar compras o trámites específicos, se les solicitará un permiso de circulación expedido por la comuna a la que pertenece (…) En todos los casos se deberá presentar permiso de circulación nacional o comunal de residencia, para el ingreso a María Juana”.

Responsabilidad 

El Certificado Único de Circulación expedido por la Nación alcanza para que las personas lo presenten ante la autoridad competente que lo solicite. Por lo tanto, que los representantes de comunas santafesinas establezcan otros “permisos de circulación” atenta contra disposiciones nacionales.

Además, demuestra el grado de desconocimiento jurídico y la falta de capacidad de conducción que tienen algunos mandatarios comunales ante una situación general que, día a día, exige determinación y lucidez para evitar confundir a los ciudadanos.