El gobierno provincial anunció ayer que tanto en Rosario como en Santa Fe no se habilitarán por ahora nuevas actividades para que puedan trabajar durante el aislamiento.

No sucederá lo mismo en las localidades de menos de 5 mil habitantes, donde se habilitará el comercio minorista. Y en las de hasta 500 mil que estén por fuera del radio del Gran Rosario y el Gran Santa Fe. Allí se permitirá el funcionamiento de las actividades relacionadas con la construcción privada (obras menores), lavaderos de autos, talleres mecánicos y de motovehículos y cobranzas domiciliarias.

Leer también Veinte días sin nuevos casos de coronavirus en Santa Fe

En todos los casos, las autorizaciones estarán limitadas por las condiciones sanitarias y demográficas impuestas por el decreto nacional. Que instauró desde el lunes pasado una nueva etapa de la cuarentena y serán habilitadas por un decreto del Poder Ejecutivo provincial que se redacta por estas horas.

Encuentro

El anuncio fue oficializado ayer por la vicegobernadora, Alejandra Rodenas, y el ministro de Gobierno, Esteban Borgonovo, luego de la reunión que mantuvo el Comité de Crisis Central en Santa Fe.

“Estamos redactando un decreto de adecuación a la nueva etapa de la cuarentena decretada por el gobierno nacional con las habilitaciones de algunas actividades, con sus respectivos protocolos. Y que expresamente se autorizarán por disposición del Poder Ejecutivo provincial”, consignó anoche el ministro de Gobierno. Además anticipó que en las próximas horas se conocerán las localizaciones territoriales de la nueva instancia “focalizada” de aislamiento social preventivo y obligatorio en territorio santafesino.

El funcionario dejó en claro además que “respecto de las actividades que pueden desarrollarse, hay dos diferencias bien marcadas en la provincia. Por un lado, los aglomerados de Rosario y de Santa Fe, donde no se modifica la cuarentena y se mantienen todo igual”.

En contraposición, dijo que “en el resto de la provincia se está pensando en exceptuar algunas actividades. Como las obras de construcción menores con hasta cinco personas; las cobranzas a domicilio; el trabajo de talleres mecánicos; lavaderos de autos y los servicios de mantenimiento de moto vehículos. Un caso especial es el de los comercios minoristas tradicionales. Que se habilitarán solamente en aquellas localidades de menos de cinco mil habitantes, y con un protocolo específico”, detalló.

Leer también Coronavirus: nueva reunión del Comité de Coordinación de la provincia

Algo es seguro, la negativa del gobierno santafesino a habilitar nuevas excepciones al aislamiento le puso paños fríos a las aspiraciones del intendente, Pablo Javkin. Quien buscaba ampliar las actividades en un intento por recomponer la castigada economía.

Todo indica que esas nuevas excepciones tendrán que esperar al menos hasta el 10 de mayo. Con el plazo estipulado por el presidente Alberto Fernández para esta nueva extensión de la cuarentena.