El domingo por la noche una mujer ingresó al Hospital Cullen tras ser mordida por una serpiente yarará en su muñeca.

El director del nosocomio, Juan Pablo Poletti contó a ADSF que “la mujer llegó grave, con dificultades respiratorias. Fue intubada y derivada a la terapia intensiva. Evoluciona y está con altas dosis de suero antiofídico”.

El profesional aclaró que la paciente permanece en terapia, en coma inducido y que su pronóstico es reservado.