Es a través de un ecocardiógrafo de última generación, adquirido junto a programas informáticos únicos en esta región, tanto en el ámbito público como privado. La inversión fue de $ 4.000.000.

El gobierno de la provincia de Santa Fe adquirió tecnología diagnóstica de última generación. Para el hospital “José María Cullen” de la capital provincial. Y que permitirá salvar vidas o mejorar la calidad vida en usuarios del sistema público de salud.
Esta tecnología permite realizar estudios cardiológicos inéditos para el centro-norte provincial. Ya que no se contaba hasta el momento con instrumental y software de estas características. En efectores públicos y privados de la región.

Para ello, el Estado provincial invirtió $ 4.000.000 en aparatología y diversos programas informáticos. Que se sumaron a los ya existentes en el departamento de Imágenes Cardíacas no Invasivas. Que funciona en el servicio de Cardiología del Cullen.

El software adquirido se llama “Strain” y diferencia el servicio de cardiología del efector de salud del resto. A través de este programa, el ecocardiógrafo puede analizar hasta las fibras musculares del corazón, posibilitando múltiples diagnósticos que orientan o reorientan diversos tratamientos.

El director del hospital Cullen, Juan Pablo Poletti, calificó como “una gran alegría y un orgullo contar en el ámbito público del centro-norte provincial con esta tecnología”.

Además, destacó que el servicio de Cardiología “cuenta con profesionales altamente capacitados y humanamente comprometidos para garantizar a los ciudadanos estudios de última generación. Se trata de un servicio de referencia y derivación en alta complejidad cardiológica. Felicito y agradezco a todo el equipo por su aporte a la salud pública santafesina”.