Las vías llegarán a cinco puertos del Cordón. Ampliarán la capacidad de carga y se espera que contribuyan a descongestionar las rutas.

Los trabajos del nuevo ingreso ferroviario a las terminales del Gran Rosario ya comenzaron. Se trata de una obra que facilitará el ingreso a los puertos ubicados en la zona de Timbúes. A los que hoy sólo se accede por camión. La obra demandará una inversión total de 4.680 millones de pesos. De los cuales el 70 por ciento será de aportes privados y el resto del Estado nacional.

Cuando finalicen las obras, el ingreso se hará en forma directa por tren. Conectando por primera vez la vía principal del Belgrano Cargas con cinco de los puertos cerealeros más grandes del país. Esto agilizará el embarque de granos en los buques cerealeros para su exportación. Y generará 1.500 nuevos puestos de trabajo.

Granos en trenes

Con la puesta en marcha del ingreso ferroviario, el año próximo habrá llegado el primer millón de toneladas vía tren. A cinco nuevas terminales. Sumado a las 700 mil toneladas que hoy en día ya ingresan por año al resto de las terminales del Gran Rosario, el crecimiento será del 142 por ciento.

Para esto, ya se comenzó la etapa de inicio del obrador, desmalezado, destape de suelo vegetal y apertura de traza.

La obra se lleva adelante en el marco del plan de recuperación del Ferrocarril Belgrano Cargas que financia el Ministerio de Transporte de la Nación. Los trabajos, que realiza Trenes Argentinos, le darán una nueva dinámica al ingreso ferroviario a las terminales ACA, AGD, Cofco, LDC y Renova, y rebajará un 27 por ciento los costos logísticos.

“Este proyecto es fundamental para la productividad del ferrocarril”, explicó Ezequiel Lemos, titular de Trenes Argentinos Cargas, y agregó: “Vamos a tener más puntos de descarga para exportar la producción del nordeste y el noroeste argentinos. Además, los nuevos vagones y locomotoras aumentarán su circulación y podrán transportar más”.

La nueva infraestructura incluye una playa ferroviaria en Oliveros y un nuevo puente sobre el Carcarañá que estarán a cargo del Gobierno nacional, y 10 kilómetros de vías nuevas construidos por las terminales privadas. El proyecto se acompaña con la construcción de dos nuevas terminales (ACA y AGD) y la ampliación de Renova.

“Estamos ejecutando obras transformadoras en el sistema que ya están dando sus frutos porque los trenes se trasladan más rápido y de forma más eficiente”, comentó el titular de Trenes Argentinos, Guillermo Fiad, y agregó: “El rol de la infraestructura es clave y los accesos a los puertos son estratégicos, porque permitirán un salto sustancial en la participación del tren en el traslado de cargas”.