Huertas ecológicas en escuelas

''

El gobierno de Santa Fe, en articulación con la Municipalidad de Rosario, inició el proyecto “Cultivar Vida”, destinado a 150 establecimientos educativos de los niveles Inicial, Primario y modalidad Especial.

El acto se realizó en el Parque Huerta Molino Blanco, ubicada en Guillermo Tell y Ayacucho; y donde participaron la ministra de Educación, Claudia Balagué; el coordinador del programa municipal de Agricultura Urbana, Antonio Latucca; y los docentes de las escuelas participantes.

En la oportunidad, la titular de la cartera educativa explicó que el proyecto Cultivar Vida se enmcara en los ejes abordados en la formación Escuela Abierta: “A la inclusión de los chicos, y la calidad educativa, incorporamos la escuela como institución social. Para sentir que no está sola, la escuela tiene que estar relacionada en red con otras organizaciones, tiene que trabajar en comunidad, con su barrio, con su centro de salud, y con los productores de la región para que nos enriquezca a todos”, señaló Balagué.

Balagué se dirigió a los educadores de los 150 establecimientos que estuvieron presentes en el predio: “Hay muchos docentes comprometidos que tienen logros maravillosos, saquemos esa idea de que a los docentes no les gusta lo que hacen y que no trabajan, y tantas barbaridades que dicen inclusive algunos candidatos. Hay una enorme cantidad de docentes comprometidos que pueden enseñar a pensar un proyecto de vida a partir de la huerta”.

En ese sentido, dio el ejemplo de la escuela rural N° 1009 “Narciso Laprida”, de Colonia La María, en el departamento San Javier, cuya directora y maestra única, junto con sus alumnos, cultiva una huerta. “Como los chicos no conocían la ciudad, Susana, la directora, estructuró la huerta como si fueran manzanas con calles, y las calles tienen nombres de sus ex-alumnos que lograron crecer significativamente: chicos que terminaron el secundario, chicos que desarrollaron un oficio, y otros chicos que terminaron la univerisdad y trabajan en la región. Así motiva a todos sus alumnos a traves del espacio y el trabajo en la huerta”, contó.

Por su parte, el coordinador del programa municipal de Agricultura Urbana, Antonio Latucca, recordó que desde la esfera municipal se trabaja desde hace tiempo con las escuelas. “Pero nos interesa en esta etapa vincular el trabajo de la tierra con la educación, porque el trabajo de la tierra nos pueda dar alimentos agroecológicos, nos puede dar plantas medicinales que nos ayudan a estar mejor, y la agricultura nos pueda dar parte de la fibra para la vestimenta y también el hábitat”.

El funcionario municipal destacó la historia y tradición de huertas en la ciudad de Rosario, donde funcionan seis Parque Huertas o predios de grandes dimensiones con hortalizas, plantas aromáticas y viveros “por una desición política del municipio de poner en valor estos espacios públicos innovadores, productivos, sociales y culturales, y a los que le daremos una impronta educativa”.

Ida Pintos, la presidente de la Asociación de Huerteros y Huerteras agradeció especialmente la convocatoria a los maestros: “Estoy muy contenta de recibir a tantos docentes, porque es muy importante llevar la agricultura a las escuelas donde tenemos a nuestros hijos y nuestros nietos para ir enseñándoles a comer sano, y los productos que hacemos los huerteros de Rosario”. Cada Parque Huerta, como en el caso de Molino Blanco, integra a 22 familias. La red de productores nació como una respuesta colectiva a la crisis del 2001 y hoy asesora a otros proyectos del país.

Cultivar Vida

El objetivo central del proyecto es que en cada institución escolar, alumnos y docentes, puedan armar una huerta agroecologica, pudiendo vivenciar el contacto con la tierra, y construir desde los aprendizajes una relación que permita sentirse parte y comprometidos con el medio ambiente.

Esta propuesta tiene como antecedente las líneas de formación “Vida en la naturaleza”, “Sabores y saberes”, que el Ministerio de Educación desarrolla en toda la provincia, y los programas ”Basura Cero”, y los realizados por la Dirección de Educación Ambiental y por el programa Agricultura Urbana dela Municipalidad de Rosario.

“Cultivar Vida” es una propuesta educativa que se enmarca en la Década de la Biodiversidad Biológica y en el Año Internacional de los Suelos (ONU), y se desarrollará en cuatro etapas: sensibilización y convocatoria en cada escuela; sociabilización de experiencias en el día del Huertero; jornada intitucional abierta a la comunidad en el día Mundial del Medio Ambiente; y memoria fotográfica y relatos realizadas por alumnos y docentes acerca de la huerta.

Una huerta agroecológica posibilitará a alumnos y docentes vivenciar los fenómenos del ambiente y observar los cambios que experimentan los seres vivos, haciendo un uso racional de los recursos naturales y el desarrollo sustentable.

Desde lo pedagógico, este proceso propicia otros aprendizajes como identificar, diferenciar, relacionar, clasificar, comparar, anticipar, hipotetizar, experimentar, argumentar, y sacar conclusiones.

Los objetivos específicos son del proyectos incluyen favorecer el conocimiento de la realidad y la identificación de problemas ambientales que afectan la vida cotidiana; promover la apropiación de hábitos saludables que contribuyan al cuidado de uno y del ambiente y del patrimonio cultural.

En el aula, alumnos y docentes podrán valorar y respetar de formas de vida diferentes a las propias; reconocer la importancia de la alimentación para la salud y las funciones de la nutrición a través de la producción y la incorporación de alimentos seguros y sanos; y participar en proyectos que estimulen la convivencia democrática y la solidaridad.