Así lo confirmó Ricardo Motta, jefe de la URI. Indicó que la investigación está en curso y la Justicia definirá si los efectivos actuaron o no de manera correcta.

 

Una pareja de jóvenes denunciaron el lunes haber sufrido agresiones por parte de personal policial de la comisaría 12º de la ciudad de Santo Tomé.

Las víctimas son Alexis, de 29 años, y Nahuel, de 27, quienes denunciaron agresiones y abusos de los agentes.

“Los policías vieron mi auto sospechoso, nos redujeron en mi casa no sé por qué motivo, nos trataban mal, querían que vayamos a la calle. En eso se acerca uno a querer interactuar conmigo y me quiere agrarrar del cuello para sacarme afuera. Yo me resisto y nos tiran dos escopetazos. Saca la 9 milímetros y nos apunta”, contó Alexis.

La víctima contó que en principio eran dos los efectivos. Pero “luego empezaron a llegar más comandos, motos”.

La situación terminó con la pareja y la hermana de uno de los chicos en la comisaría donde recibieron “más violencia”, según el relato.

Sobre el hecho, el jefe de la Unidad Regional I, Ricardo Motta, brindó este miércoles una conferencia de prensa en la cual repasó lo sucedido, y además señaló que a los jóvenes se les imputaba exceso de velocidad y resistencia a la autoridad.

En tanto, remarcó que hasta el momento los dichos de la pareja se contraponen con el del personal policial: “Si tenemos algún reproche adminsitrativo que hacerles se hará, y luego de la investigación será la Justicia la que se expida sobre esta circunstancia”.

En cuanto a la situación de los policías involucrados, el titular de la URI dijo que siguen prestando funciones. “Si la Justicia determina algún hecho que amerite el pase a disponibilidad se hará, pero en primera instancia hay actuaciones sobre dos versiones contrapuestas sobre el hecho. Y nosotros nos estamos basando en la versión de las actuaciones que figuran en el acta”.