Cáceres: “Es una oportunidad histórica para volver a plantear un liderazgo del radicalismo”

Es precandidato a diputado provincial. El radical habló de su visión sobre la recuperación del partido y sobre el contexto económico y político que vive el país.

En cuanto a lo que ha observado en el trabajo de campaña en terreno, Sebastián Cáceres dialogó con Carlos Delicia y dijo: “La sociedad está cansada de la dirigencia política y de la política. A veces cuesta conectar. Cuando nosotros logramos tomar contacto, cuando la gente nos conoce y escucha, creo que tenemos capacidad de hacer empatía. Porque hablamos con transparencia, decimos nuestra verdad, hablamos de una identidad que nos es zigzagueante ni camaleónica. Somos radicales y hablamos desde nuestro lugar, esa transparencia se traduce en muchas cosas, genera empatía con la gente”.

En las elecciones en otras provincias vienen ganando los oficialismos. “Creo que la oposición es en referenciada al gobierno nacional que no ha tomado decisiones políticas acertadas, por lo menos, en beneficio de la gran masa de a gente en Argentina. Hay voto castigo a ese cambio prometido, que no se terminó traduciendo en lo que la gente esperaba. Vemos lugares en los que el radicalismo se empieza a levantar. Lo que algunos planteábamos hace un tiempo: que esta no era una línea política consecuente y coherente con la tradición histórica de nuestro partido. Esto empieza a tomar más adeptos. En algunos lugares el partido se partió. Creemos que es una oportunidad histórica para volver a plantear un liderazgo del radicalismo”, dijo Cáceres.

Sos hijo del “Changui” Cáceres, quien ha tenido el último tiempo el trabajo de recorrer todo el país. ¿Hay un radicalismo de pie para recuperar la identidad? “Soy parte de ese esfuerzo colectivo que lanzamos el año pasado como movimiento nuevo. Es el Movimiento Nacional de la Militancia Radical, tiene coordinadores en las 23 provincias, con la Capital Federal. Yo estoy por Santa Fe. Estamos poniendo en valor el radicalismo. Queremos poner acento en las cuestiones importantes: definir un modelo de sociedad, definir un proyecto político, de gobierno. Y después, en última instancia, sí: elegir quién es el mejor para levantar la bandera y representar a todo un partido. La pseudo dirigencia que hemos tenido marcando el rumbo los últimos años, ha hecho lo contrario: discutir candidaturas, espacios electorales. Eso nos ha llevado a un lugar de acompañamiento pasivo frente a políticas que no compartimos”, respondió Cáceres.