Las precipitaciones caídas en la ciudad de Rincón complicaron la situación en viviendas y calles. Hasta el punto que un grupo de vecinos decidió cortar la ruta 1 este domingo por la tarde exigiendo el funcionamientos de las estaciones de bombeo para desagotar los lugares anegados.

 

Este lunes, personal municipal abocado a tareas de limpieza y desobstrucción de desagües halló dos cubiertas atadas con maderas en el canal, impidiendo el normal escurrimiento del agua en el sector.

Ante esto, el ejecutivo local radicó una denuncia en la Comisaría 14 por la obstrucción intencional del desagüe del canal central de calle San Martín y Terraplén.

“El personal del área hídrica, mientras realizaba la limpieza del canal encontró dos neumáticos unidos por dos trozos de madera, que estaban obstruyendo la salida del desagüe, en calle San Martín y Terraplén”, relató el intendente Silvio González y calificó el hecho como “claramente intencional”.

Además, indicó que esta situación “motivó que el agua este domingo, producto de las grandes lluvias, no drenara en el canal con la velocidad que podría haberlo hecho”, y recordó que “permanentemente se realiza la limpieza del sector de manera preventiva y hace unas semanas supervisamos el estado de mantenimiento y conservación del canal, porque en los próximos días se concluirán tareas en el lugar como parte de las obras complementarias que realiza Vialidad Provincial en la Ruta 1”.

Por otra parte, Julieta de Filippo, secretaria de Obras Públicas de Rincón, precisó que en el canal había dos cubiertas atadas a un palo para obstruir el desagüe.

En cuanto a la situación actual luego de las lluvias de ayer domingo, indicó que “se fue llegando a la normalidad con el cese de las precipitaciones. La ciudad hoy volvió a su normalidad total y se pudieron prestar todos los servicios municipales para resolver los problemas generados por el mal tiempo”.