El fiscal solicitó, además, el decomiso de ese dinero, de la casa de Tigre donde residía el ex funcionario, valuada en 680.000 dólares y de su departamento en el barrio porteño de la Recoleta.

El fiscal Miguel Ángel Osorio pidió la condena de seis años de prisión para José López. Es por enriquecimiento ilícito. También debe pagar una multa del ciento por ciento de los más de 9 millones de dólares que intentó esconder en bolsos en un convento de General Rodríguez, el 14 de junio de 2016.

Además, pidió la absolución de la monja Celia Inés Aparicio, que recibió la plata en el convento.

Osorio entendió que la religiosa no tuvo intención de ser partícipe del enriquecimiento del ex funcionario, al pronunciar su alegato en el marco del juicio oral que se sigue por el hallazgo de los bolsos con dinero de López.

El fiscal pidió condenar a un año y medio de prisión a la ex esposa de López, María Amalia Díaz, como partícipe de enriquecimiento ilícito.

Para los empresarios Andrés Galera, Eduardo Gutiérrez y Carlos Giani, considerados testaferros de López en la adquisición de sus propiedades, la fiscalía pidió que sean condenados a la pena de 3 años y 6 meses de prisión como partícipes necesarios.

En tanto, para Marcos Marconi pidió la pena de un año de prisión en suspenso.
El Tribunal Oral Federal Nº 1 escuchará la próxima semana los alegatos de las defensas y luego estará en condiciones de dictar sentencia contra el ex funcionario preso.

Durante su paso por la función pública, “López aumentó su patrimonio en un monto escandalosamente elevado que de ningún modo puede justificarse, lo cual demuestra que detrás de ese dinero espurio se esconden actos de corrupción”, sostuvo el fiscal.

En un primer momento, López declaró que la plata “venía de la política” y luego, en el juicio oral, declaró que la había escondido por orden de Fabián Gutiérrez, ex secretario privado de la senadora Cristina Kirchner, algo que no fue probado.