El gobernador solicitó que se realicen tareas para conocer las implicancias que tuvieron las tareas clandestinas del falso abogado. A quien consideró “pieza de una organización más compleja”. 

El gobernador Miguel Lifschitz dijo este miércoles que pedirá que avancen las investigaciones. Las mismas para establecer las tareas de espionaje que realizó el falso abogado Marcelo D’Alessio en Rosario. Y “quiénes estuvieron detrás”. La declaración fue realizada al hacer referencia a las declaraciones del juez Alejo Ramos Padilla. Este confirmó los trabajos ilegales llevados a cabo por el agente de inteligencia inorgánico. Por otra parte, criticó a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, quien la semana pasada mantuvo un cruce con el titular de la cartera provincial Maximiliano Pullaro.

Entrevistado, Lifschitz señaló: “El juez dejó en claro que la causa no tiene que ver con Los Monos o los cuadernos (de las coimas). Sino con desentrañar las implicancias de estas organizaciones. Ojalá pueda avanzar la investigación hasta las últimas consecuencias. D’Alessio, era una pieza de una organización más compleja. Ojalá se pueda saber quiénes estuvieron detrás de las acciones de este personaje”.

El gobernador recordó los informes periodísticos que vinculaban a D’Alessio con Los Monos. Y agregó que las declaraciones de Ramos Padilla “dan una cuota mayor de credibilidad a la maniobra organizada por la banda delictiva dedicada al espionaje ilegal y delitos conexos”. “Hay que ver qué implicancias tuvo en Rosario”, amplió.

“D’Alessio estuvo en Rosario, está comprobado, con Los Monos. Operó en la ciudad. Tiene contactos con funcionarios del gobierno nacional y dirigentes políticos. Habrá que ver las responsabilidades. Pedimos a partir de la declaración del juez que avance la Justicia en la investigación de la conexión rosarina de este personaje. Para saber sus intervenciones y sus consecuencias”, comentó.

Consultado por los cruces entre los ministros de Seguridad Maximiliano Pullaro y Patricia Bullrich, indicó: “Cuando designé a Pullaro le pedí que se dedique a ser ministro. Bullrich hace las dos cosas. Es difícil ser ministro y candidato. Una cosa es jugar políticamente en una campaña y otra es priorizar la función de gobierno”.