Su implementación es una de las propuestas del Plan de Seguridad 360, presentado por el candidato a intendente de Cambiemos.

 

En el Centro de Monitoreo del Gobierno de la Ciudad, el candidato a intendente mantuvo un encuentro con el vicepresidente para América Latina de la empresa ShotSpotter, Jon Magin. El objetivo fue conocer los detalles del sistema de detección de disparos con el que trabaja esta empresa.

La utilización de este dispositivo es una de las propuestas del Plan de Seguridad 360, presentado por Niky Cantard. ShotSpotter permite escuchar en un área de cobertura determinada cuando un disparo es realizado a través de sensores acústicos que se activan de forma inmediata.

Luego, mediante la triangulación de audio se puede identificar la ubicación exacta en donde ocurrió el hecho. Si el sonido detectado y analizado por complejos sistemas de machine learning coincide con el de un disparo, ShotSpotter envía una señal al Centro de Revisión de Incidentes. El tiempo total desde el disparo hasta la alerta es de menos de 60 segundos.

El candidato a intendente remarcó que en las ciudades en las que se aplicó este sistema “fue muy útil”. Cantard indicó que hay que analizar si el sistema “se debe incorporar primero en las zonas más calientes de la ciudad y si estos tienen prioridad”, para lo cual hay que hacer un estudio técnico.