No prevén un operativo de seguridad especial por la marcha de Hugo Moyano

''

Hugo Moyano podrá en juego su poder de fuerza y convocatoria el próximo miércoles 21, cuando encabece una movilización en repudio a las políticas económicas del Gobierno. Pero más allá de los cruces previos y de las advertencias del propio líder de Camioneros sobre la posibilidad de que haya incidentes, fuentes del Ministerio de Seguridad porteño le confirmaron a Infobae que no se prevé hasta el momento realizar un operativo de seguridad especial

Además, y con el recuerdo de los incidentes ocurridos durante las movilizaciones de diciembre pasado, la Ciudad mantendrá la alerta sobre cómo será la organización de la marcha.

Fuentes calificadas del Ministerio de Seguridad señalaron que  “no hay nada programado extra que no sea lo de cualquier marcha”. En esa línea, además, destacaron que por cuestiones de seguridad no se pueden revelar datos específicos.

En cuanto a los disturbios e incidentes registrados en diciembre de 2017, dejaron saber que  en esta oportunidad no se esperan hechos de violencia ya que “son totalmente diferentes las marchas”, por lo que no se previó ningún despliegue especial.

A pesar de la confirmación, este domingo por la mañana Pablo Moyano, seceretario adjunto de Camioneros, sostuvo: “Hacemos responsables al gobierno nacional que haya infiltrados o haya incidentes. Hay una preocupación importante del gobierno por la magnitud de la movilización”.

Mientras tanto en el Juzgado N°8 de Lomas de Zamora avanza la causa que más compromete al hijo de Hugo Moyano, a partir de una serie de irregularidades en el club Independiente. “Sería un orgullo caer preso en un gobierno gorila”, expresó el referente de Camioneros, que agregó: “Hay que ver cuál es el motivo” .

“La vida continúa. Son todas denuncias mediáticas. No hay imputación. No hay llamada a indagatoria. Hay presiones mediáticas”, continuó Moyano en diálogo con Radio 10, donde además dejó entrever posibles cambios dentro de la Confederación General del Trabajo (CGT).

“La marcha es para denunciar al gobierno que benefició solo a un sector. Benefició a las mineras, lo bancos, al campo; a quienes les han bajado los impuestos. Después de la marcha va a haber una reorganización del moviendo sindical. Necesitamos una CGT que esté representando a los trabajadores.”, dijo.

“Esperemos que el gobierno escuche el reclamos”, expresó ya sobre el final de la comunicación, en la que además manifestó con ironía no saber “por qué el Gobierno está preocupado si es una marcha que no representa a nadie, una marcha de la corrupción”.

A pesar de varias bajas en las últimas semanas, en la marcha del próximo miércoles 21 Hugo Moyano planea convocar más de 300 mil personas en la 9 de Julio. Su sindicato se movilizará junto a las dos CTA, ATE y piqueteros, además de otros gremios, y contará con el respaldo de organizaciones sociales.