Le enviaron una carta a Emilio Monzó en la que expresaron su desacuerdo con la aprobación del pliego, que deberá refrendar el Senado.

 

La Cámara de Diputados aprobó el miércoles la designación de Marisa Graham como Defensora de los Niños, Niñas y Adolescentes. Ahora el Senado deberá refrendar la decisión para que se haga efectiva.

Se trata de un cargo que está vacante desde su creación, en 2005. Sin embargo, no todos quedaron contentos en la Cámara baja.

Al culminar la sesión especial, 26 diputados nacionales, en su mayoría del frente “Juntos por el Cambio”, manifestaron su rechazo a la designación de la abogada a través de una carta dirigida al presidente de la cámara, Emilio Monzó.

Los legisladores se mostraron molestos porque no pudieron expresar su postura en el recinto en contra de la abogada Graham, a la que cuestionan por su postura a favor del aborto legal.

Una de las más efusivas fue la diputada Cornelia Schimdt-Lierman, que expresó su descontento en Twitter.

Graham expresó públicamente su apoyo al proyecto de aborto legal y participó de varias de las masivas movilizaciones en apoyo de esta medida. Esta postura le valió numerosas críticas entre sus colegas en contra de la legalización.

“Quien no defiende la vida desde la concepción no debería asumir el cargo. No se trata de estar a favor o en contra del aborto, sino que se trata de estar a favor de la ley vigente. En ese tren, no hay posibilidad de que vayamos a votar a favor del nombramiento de alguien que no lo esté“, sumó Lucila Lehman (CC-Santa Fe).

La abogada Graham, extitular del Consejo del Menor y la Familia, y la exDirectora de Niñez y Adolescencia del Gobierno de la Ciudad, fue elegida entre más de 63 candidatos. En el mismo acto fueron ratificados los Defensores Adjuntos que la acompañarán en esta nueva labor: Juan Hernández y Fabián Repetto, ambos también abogados especialistas en niñez.