La empresa emitió un breve comunicado ante la afirmación por parte de la provincia de que “hay 18 escuelas” sin gas en la ciudad de Rosario.

El Ministerio de Educación de la provincia, admitió en una nota publicada ayer que en la actualidad “hay 18 escuelas” de Rosario con el servicio de gas natural interrumpido. Y que esos inconvenientes no son responsabilidad de la provincia. Sino que “están supeditados a requisitos y trámites pendientes con Litoral Gas”, la empresa emitió un breve comunicado aclaratorio.

Escrito

El escrito advierte que “en el caso particular de la escuela Nº 816, Rodolfo Rivarola, el plano de instalación para aprobación final fue ingresado ayer a la compañía”. En tanto, apuntó que “para el caso de la escuela Nº 1279, Brigadier López, el plano para aprobación final ingresó el miércoles pasado”

En su párrafo final, remarcó que “a la fecha, Litoral Gas no adeuda ningún otro tipo de documentación que impida que se realicen los trámites y trabajos necesarios. Estos para solucionar las falencias que presentan los otros establecimientos educativos”.

Vale recordar que la delegada de la Regional VI de la cartera educativa provincial, Daiana Gallo Ambrosis, había afirmado ante este medio que son “18 escuelas las que aún permanecen sin servicio de gas natural. Pero que cuentan con gas envasado en el sector de la cocina”. Y también confió que hay otros “tres establecimientos sin el servicio de gas natural, pero que cuentan con alimentación en cocina y sistema de calefacción”.

Decisión

Ante este panorama, la referente del ministerio de Educación contó que se decidió “priorizar” la asistencia a las escuelas que brindan copa de leche y cuentan con comedor para los alumnos. Que son asistidas con gas envasado, “hasta que se finalicen las obras que están en marcha”.

Esta situación había tomado estado público a partir de otra nota que se publicó. En la que se dio cuenta de que la Escuela Provincial Nº 1263, Joaquín V. González cumplió un año sin servicio de gas. Ante ese escenario, la coordinadora de Asistentes Escolares de UPCN, Cristina Vergara, destacó que el problema era mucho más grande y preocupante.

“Van a los establecimientos, miran las obras y se van. En los casos donde hay pérdidas es lo mismo: asisten, cortan el suministro y se retiran. Y las soluciones no llegan con la premura necesaria”, había denunciado Vergara.