El nuevo desfile de Dior que se realizó hoy buscó revolucionar la pasarela y, sin dudas, lo logró. La firma francesa, que presentó la cuarta colección prêt-à-porter de la diseñadora Maria Grazia Chiuri en el marco de la Semana de la Moda , se inspiró en la revolución de Mayo del 68 –momento clave para el movimiento feminista– y sorprendió con una escenografía compuesta por más de 3.000 pancartas e imágenes de revistas de la época.

“Soy una mujer”, ” NO ES NO “, “La voz de las mujeres” fueron algunos de los mensajes a favor del género femenino que aludieron al actual debate sobre el consentimiento sexual y los verdaderos protagonistas de la pasarela, más allá de la moda.

La instalación armada en el Museo Rodin fue ideada por Alexandre de Betak, el escenógrafo y colaborador de la marca, que buscó conmemorar el 50 aniversario de la mítica protesta con importante legado en la historia. La realización llevó un trabajo de producción de tres semanas con más de 150 personas.

DISEÑO Y ALGO MÁS… La defensa del feminismo se convirtió en un estandarte para Maria Grazia Chiuri, la primera mujer al mando de la dirección creativa de la maison francesa, que señaló: “Quería rendir homenaje a estas publicaciones que apoyaron la liberación de las mujeres”.

Dior sorprendió también arriba de la pasarela. Las modelos presentaron vestidos con transparencias, prendas escocesas y patchwork, trajes estilo masculino y faldas debajo de la rodilla. Los complementos: gafas de colores y boinas.