El inversor estadounidense Jeffrey Epstein, amigo de Donald Trump y varias celebridades, fue inculpado de explotar sexualmente a decenas de adolescentes, algunas de tan solo 14 años, y se declaró no culpable ante un juez de Nueva York.

 

Epstein, un ex profesor de matemáticas de 66 años que hizo fortuna primero como corredor de bolsa y luego como gerente de fondos de inversiones, fue arrestado el sábado en un aeropuerto de Nueva Jersey al regresar a Estados Unidos desde París en su avión privado.

Es acusado de un cargo de tráfico sexual de menores y de un cargo de conspiración para ejercer el tráfico sexual de menores durante al menos cuatro años. Según la acusación de la fiscalía del distrito sur de Nueva York archivada este lunes en la corte.

El multimillonario compareció este lunes en una corte de Manhattan ante el juez Henry Pitman, vestido con un traje azul de prisionero y con zapatillas deportivas naranjas, y se declaró no culpable.

Sus abogados pidieron tres días más, hasta el jueves 11, para presentar su dossier y preparar un pedido de libertad bajo fianza, constató un periodista de la AFP en el tribunal.

“Riesgo de fuga extraordinario”

El fiscal del distrito sur de Nueva York, Geoffrey Berman, pide que Epstein permanezca en prisión mientras es juzgado, ya que la sentencia que enfrenta “a su edad equivale a una cadena perpetua, por lo cual tendría razones para huir” del país.

“Hay un riesgo de fuga extraordinario” porque Epstein tiene dos jets privados y medios “ilimitados” para escapar, destacó en la audiencia el fiscal adjunto Alex Rossmiller.

Fotos de jovencitas desnudas incautaron este fin de semana las autoridades en su mansión de la calle 71, en el barrio Upper East Side de Manhattan.

Epstein las invitaba a sus mansiones, las persuadía para que le hicieran masajes que iban tornándose cada vez más sexuales, y “luego pagaba a las víctimas cientos de dólares en efectivo”.

“También pagaba a algunas de sus víctimas para que reclutaran a más chicas para ser abusadas”, indica la acusación.

“Epstein era muy consciente de que muchas de sus víctimas eran menores de edad y como es de esperarse, algunas de las chicas que Epstein presuntamente victimizó eran particularmente vulnerables a la explotación”, dijo el fiscal Berman a periodistas.