Fabián, uno de los comerciantes afectados, contó que les dieron “5 minutos” para levantar el corte, de lo contrario “tenían la orden de reprimir”.

“Sabemos el caos en el tránsito que ocasionamos, pero es el único arma que tenemos para manifestarnos”, expresó el comerciante.

La idea de los vendedores es trasladar el reclamo a la explanada de la Municipalidad, donde reclamarán la posibilidad de volver a la plaza donde venden su mercadería.

Cabe destacar que la oferta municipal para que desalojen la plaza céntrica, fue de otorgarles una suma de $3000 cada 15 días hasta que se baraje una solución más acorde.