El entrenador de Racing, Eduardo Coudet, se mostró conforme por el 2-0 obtenido por su equipo en la visita a Central, aunque no pudo evitar sentirse un poco triste por haber vencido a su ex equipo: “No es una felicidad completa para mí, no me gusta ganarles”.

“Tenemos que estar a la altura siempre y ser competitivos. Ahora viene una etapa difícil, con muchos minutos, y por eso necesitamos de todos. Desde ese lado, nos vamos muy conformes”, analizó el DT respecto de la decisión de rotar al plantel para éste partido, para luego añadir que “los que les tocó entrar, a pesar de no tener muchos minutos, estuvieron a la altura”.

Finalmente, cuando fue consultado respecto del motivo por el cual se retiraron victoriosos, el entrenador fue claro: “Ganamos porque hicimos un gran partido, llevamos a cabo nuestra manera de jugar y la mantuvimos a pesar de ser visitantes”.