Se concretó en la tarde de ayer, en la 25 de Mayo.

l monumento a San Martín se vio rodeado por una gran bandera verde que decía: “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”. También se repartieron pañuelos verdes.
Unas 300 personas, según los organizadores, pidieron por el aborto legal, la derogación de la declaración pro vida y la aprobación del pedido de la asamblea para que declare Rafaela como ciudad a favor de los derechos humanos.
Entre las consignas más importantes del fundamento de esta manifestación, se esgrimía: “porque en Argentina se realizan entre 370.000 mil y 500.000 mil abortos al año, porque según la Red de Acceso al Aborto Seguro de Argentina 2 de cada 10 mujeres fallecidas por causa materna murieron por abortos inseguros, porque el aborto inseguro representa la principal causa de mortalidad materna y se constituye como un problema de salud pública y una cuestión de justicia social, porque las mujeres y las personas con capacidad de gestar no podemos ser consideradas ciudadanas de derecho hasta que no podamos tener acceso real al primer territorio de ciudadanía que son nuestros cuerpos y porque le pase a quien le pase, lo niegue quien lo niegue el aborto existió, existe y va a seguir existiendo y, finalmente, porque el Aborto constituye la gran deuda de la democracia”.
Las feministas insisten con el concepto de que “las muertes por aborto clandestino son femicidios de Estado”.