El ministro Dante Sica dijo que los sindicatos aeronáuticos no defienden los derechos de los trabajadores y que “se creen que son los dueños” de Aerolíneas.

 

El Gobierno cruzó a los sindicalistas aeronáuticos por la serie de protestas en rechazo de la política aeronáutica. “Juegan una partida electoral o quieren dañar a Aerolíneas Argentinas”, les respondió el ministro de Producción y Trabajo Dante Sica.

Los pilotos, después de suspender la lectura de mensajes políticos al final de los vuelos de Aerolíneas Argentinas, protestaron en Aeroparque para advertir sobre “la crisis que vive el sector aéreo” en una medida que no afectó a las operaciones aéreas.

“Venimos a enfrentando a un conjunto de trabajadores que siempre pensaron que les pertenecía la empresa (Aerolíneas). Ya no están defendiendo sus intereses gremiales sino que quieren intervenir en la política aerocomercial, están en contra de la política que llevamos adelante”, criticó Sica. “A veces toman actitudes casi patoteriles que van en contra de lo que la sociedad argentina quiere“, dijo el funcionario en una entrevista a Radio La Red.

Explicó que durante la gestión de Mauricio Macri creció más de 85% la cantidad de pasajeros transportados y que hubo un aumento en los puestos. “Este es un Gobierno que aumentó el mercado. Hay más aerolíneas, se está generando más trabajo, mejoramos más de 12 aeropuertos y la interconectividad“, explicó.