Presentó un escrito ante el Inadi donde aclaró que nunca quiso descalificar y dijo que “la discriminación laboral de las mujeres, es cosa del pasado”.

El secretario general de la seccional local de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Manuel Cornejo, presentó su descargo ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi). Ámbito donde un grupo de mujeres que aspira a ingresar como choferes de colectivos radicó una denuncia por las expresiones de carácter sexista del líder sindical.

Según el escrito, el titular del gremio explicó que se trató de “una opinión personal”. Y que “no intentó colocar a un género en situación de inferioridad, ni descalificar, ni estigmatizar a nadie”. También señaló que la mujer por mucho tiempo ha estado relegada del ámbito laboral. Aunque consideró que “en buena hora, eso ha quedado en el pasado”.

Descargo

El descargo del titular de la UTA Rosario llegó la semana pasada a las oficinas del Inadi en la ciudad de Buenos Aires. Ahora, las autoridades del organismo tendrán seis meses para dictaminar si las declaraciones de Cornejo resultaron discriminatorias u ofensivas para las mujeres y, en ese caso, podría recomendar acciones reparadoras.

La denuncia se originó en una entrevista radial que Cornejo mantuvo en mayo pasado con un periodista. Esto a partir del amparo presentado por un grupo de mujeres contra la empresa de colectivos Movi pidiendo que se cumpla con la incorporación igualitaria de mujeres. Entonces, Cornejo argumentó que “la UTA no tiene ningún problema que trabajen mujeres”, pero aclaró que consideraba que “es un trabajo muy, pero muy duro para una mujer”, ya que “el físico de la mujer es más débil que el del hombre”.

Y se explayó considerando que la tarea de los choferes “es un trabajo de un gran traqueteo arriba del colectivo, todos los golpes que recibe el coche impactan en el que va a arriba, la vibración, los pozos”, y concluyó que “el organismo de la mujer no está preparado para ciertas cosas, como por ejemplo, manejar un colectivo o un camión. Eso no quiere decir que no lo hagan, pero no masivamente”, porque “el físico de la mujer es más débil que el del hombre”, opinó.

En pleno auge del movimiento feminista, las palabras del sindicalista merecieron amplias críticas. En el Concejo Municipal aprobaron un proyecto que repudió sus dichos considerando que “manifestaciones de esa naturaleza, provenientes de quienes deberían representar los intereses de las trabajadoras, no sólo perjudican su reclamo laboral sino que abonan a los prejuicios y estereotipos de género que conducen a reproducir las relaciones desiguales e injustas en perjuicio de las mujeres”.

Punto por punto

El escrito presentado por Cornejo ante las autoridades del Inadi ocupa poco más que una carilla. El líder sindical no negó sus afirmaciones, pero sí aseguró que “no constituyeron, ni remotamente, actos discriminatorios”.

Según consideró, “el acto de discriminación requiere de una intencionalidad perjudicial que no surge en el presente; muy por el contrario mi rol siempre estará direccionado a la defensa de los intereses de los compañeros y compañeras del sector, sin importar la edad, género, creencias políticas o religiosas”.

En otro párrafo, el titular de la UTA subrayó que respeta y apoya el rol activo de las mujeres. Es más, consideró “muy valedera y vigente la lucha” ya que “ciertamente ha estado por mucho tiempo relegada del ámbito laboral”, aunque opinó que la discriminación laboral de género es una “situación que en buena hora ha quedado en el pasado”.

Aunque no volvió a hacer referencia a sus afirmaciones sobre la supuesta debilidad del físico de las mujeres, el líder gremial sostuvo que lamenta “si alguien pudo sentirse ofendido con los dichos, pero debo resaltar que no pueden ni deben tomarse como discriminatorios, ya que lejos estuvo mi intención de herir o estigmatizar a alguien”.

En otro punto sostuvo que lo que expresó fue “una opinión personal” que resultó “descontextualizada”.

Expediente

El expediente iniciado en la delegación local del Inadi llegó la semana pasada a la oficina central del organismo, donde será analizado por profesionales que determinarán si las declaraciones del líder del gremialista resultan ofensivas para las mujeres. Según advierten desde el organismo, no se trata de un caso complejo, ya que la denuncia se basa sobre declaraciones que fueron públicas y están registradas.

El Inadi es un organismo que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y que tiene como objetivo elaborar políticas para combatir cualquier forma de discriminación, xenofobia y racismo.

El instituto recibe las denuncias relacionadas con discriminación de particulares e instituciones y si bien no tiene poder de establecer sanciones, en sus dictámenes puede recomendar acciones reparadoras.

Por ejemplo, en otras situaciones en las que intervino reclamó pedidos de disculpas públicos o la asistencia a cursos de capacitación sobre distintas problemáticas.