Thiago Lapp, más conocido como K1ng, llegó este martes a la Argentina. Después de viajar toda la noche desde Estados Unidos, el joven de 13 años saludó a los familiares y amigos que lo fueron a esperar al aeropuerto.

Como si fuera una estrella de fútbol o un reconocido músico, cientos de fanáticos se acercaron a Ezeiza para sacarse una foto con su ídolo. Thiago y su familia salieron por una puerta lateral para evitar las cámaras.

K1ng logró un sueño: compitió en el mundial de Fortnite en Nueva York y terminó quinto en la categoría individual y ganó un premio de U$S900.000.

En las redes sociales cientos de personas festejaron el logro del chico de Tigre y lo felicitaron por su brillante actuación. Hasta el Rubius, el famoso youtuber español, le mandó un mensaje de apoyo a Thiago.

Además de la alegría por el triunfo, Thiago y su familia deberán justificar la plata que ganó el menor. Según explicaron fuentes de la AFIP a TN.com.ar, los funcionarios del organismo tributario están analizando el caso: “Cuando la familia esté en el país se le va a solicitar a los padres, que son los responsables del niño, que presenten la documentación para justificar este ingreso. A partir de ahí, se determinará cómo deberían tributar por este premio”, comentaron a este medio.

El orgullo del entrenador

Francisco “Frankkaster” Postiglione es el entrenador del equipo de deportes electrónicos 9zteam. El joven de 22 años contó los detalles del día a día del chico de 13 años que terminó quinto en el mundial de Fortnite.