Guerra comercial: una decisión que altera los mercados mundiales. La tasa que se impondrá esta valorada en U$S 300.000 millones.

 

En otra escalada de la guerra comercial que preocupa al mundo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la aplicación de nuevos aranceles a la importación de productos chinos. Será una tasa del 10 % sobre importaciones valoradas en u$s 300.000 millones a partir del 1° de septiembre.

Ambos países están inmersos en una disputa con aumentos recíprocos de aranceles, lo cual alteró a los mercados internacionales y tiene amplias repercusiones en los demás países, entre ellos la Argentina. Este jueves, el Dow Jones mostró una caída, después del anuncio de Trump, de más de 250 puntos en cuestión de minutos.

Esta caída de las acciones de los Estados Unidos muestra el nivel de preocupación por esta guerra comercial. “Creíamos que teníamos un acuerdo con China hace tres meses, pero desgraciadamente China ha decidido renegociar el acuerdo antes de la firma”, ha asegurado Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El presidente aclaró que este nuevo arancel “no incluye los 250.000 millones de dólares (en importaciones chinas) a las que ya se le aplicó un arancel del 25%”. Al justificar la imposición de los nuevos aranceles, Trump aseguró que China se había comprometido a comprar productos agrícolas de Estados Unidos “en grandes cantidades, pero no lo hizo”.

Agregó, además, que su “amigo”, el presidente chino, Xi Jinping, le había prometido detener la venta de fentanilo a los Estados Unidos, algo que tampoco ha ocurrido “y muchos estadounidenses continúan muriendo” a causa de esa peligrosa droga. Las tensiones entre Washington y Beijing tienen sus raíces en el desequilibrio de la balanza comercial a favor de China, que exporta 419.000 millones de dólares más de lo que importa desde Estados Unidos, y que Trump asegura que se debe a las injustas prácticas comerciales del gigante asiático.