Recién regresado de Israel, el Presidente analizó la situación de la cerealera santafesina. La misma debe miles de millones al Banco Nación y entidades financieras privadas. Por otro lado, debe también, mucho dinero a distintos eslabones de la cadena del agro. El viernes pasado, Vicentin anticipó algunos detalles del plan de reestructuración de la deuda que mantiene con dichos productores.

“Lo de Vicentín es muy grave porque el Banco Nación otorgó un crédito por encima de sus posibilidades. Ha habido un acto de irresponsabilidad muy grande que merece ser estudiado”.

Fernández se refirió a la estatización de la empresa, pedido de varios funcionarios de su bloque político. Con respecto a eso dijo que: “lo vamos a ver. Sabemos que son un operador del mercado de granos importante y nadie quiere que se pierdan las fuentes de trabajo”, aseguró.

Leer también: Vicentin: se presentó la propuesta de pago a acreedores

“Lo de Vicentín es muy grave porque el Banco Nación otorgó un crédito por encima de sus posibilidades. Ha habido un acto de irresponsabilidad muy grande que merece ser estudiado”, dijo el primer mandatario, en referencia a las condiciones del préstamo. En dicha investigación estaría involucrado Gonzales Fraga, ex presidente de la entidad bancaria, durante la gestión macrista.

El titular del Ejecutivo Nacional, se reunió con Claudio Lozano, actual encargado del Banco Nación. El monto otorgado a la empresa, en su momento, fue de 18.370 millones de pesos. Esta cifra representaba el 20 por ciento de la responsabilidad patrimonial computable del banco. 

Por su parte, Lozano afirmó que “se violaron las normas de prestamos existentes sobre la base de un directorio que no puso ninguna firma». Esto no es un dato menor, ya que mientras Vicentín aumentaba su deuda con el país, a su ver se convertía en el principal aportante de campaña de Cambiemos.

Leer también: Vicentín extiende la guardia pasiva del personal

Quien encendió la mecha al respecto de la estatización de Vicentín, fue el ex intendente de San Antonio de Areco: Francisco «Paco» Durañona. “La oportunidad para que el Estado se convierta en actor fundamental en la actividad agroexportadora es ahora”, dijo en redes sociales. El actual senador nacional agregó que “hay que estatizar Vicentín aprovechando que el grueso de sus acreedores son el Banco Nación y el Banco Provincia. El Estado argentino ya tiene participación accionaria en varias empresas a partir de la estatización de las AFJP».

Leer también: Alberto Fernández: “Lo de Vicentín es un tema grave”

A su turno, el dirigente social ligado al kirchnerismo, Juan Grabois, expresó que “la nacionalización de la agroexportadora Vicentin, que ha defraudado al Estado en miles de millones con complicidad de Macri, permitirá avanzar hacia la soberanía alimentaria y enfrentar la lógica del agronegocio que es la razón estructural del hambre en Argentina”.