Tras el reconocimiento de la derrota de Juntos por el Cambio, la dirigente comparó a los votantes con los egipcios y prometió que el oficialismo ganará por más del 50% en octubre.

 

Pasadas las 22 de este domingo, luego de que el presidente Mauricio Macri reconociera la derrota de la fuerza política que comanda, Juntos por el Cambio, la diputada Elisa Carrió, cofundadora de Cambiemos, se dirigió al electorado con un mensaje alentador.

Sola sobre el escenario, la dirigente reiteró lo que manifestó cuando fue a votar en estas elecciones primarias: “Yo no registro las Paso”.

 “La única certeza es que la república democrática ganará por más del 50 por ciento en octubre”.

“Tengo 25 años de vida política. El 90 por ciento lo viví en la adversidad absoluta; en la incomprensión absoluta. No importa –dijo– sé muy bien que desde 2009, el acuerdo cívico del polo republicano tiene un tronco inamovible del 33 por ciento”.

Después se refirió a su “experiencia estadística” y aseveró: “Nunca el PJ, salvo en la época de (Carlos) Menem, pudo superar el 45 por ciento / 46 por ciento de los votos”.

“No es mala la adversidad para cambiemos porque nos quita la soberbia. Mírenme a mí. Lo que es malo es sentirse deprimido en la adversidad. Nunca les prometimos un camino fácil. Los que quieren un camino fácil son como el pueblo de Israel, cuando en medio del camino quería volver a Egipto. No vamos a volver a Egipto”, aseguró. y agregó que “la mayoría se siente más cómoda con autoritarios y faraones”.