El ministro de Economía, Gonzalo Saglione resaltó que “en agosto tiene que haber una reunión con los gremios para analizar los avances” tras los anuncios de Macri.

El ministro de Economía santafesino se refirió a las medidas lanzadas por el gobierno nacional tras la estampida del dólar y el impacto en los precios luego de los resultados de las Paso del domingo.

Consultado sobre la realidad del país, Saglione, explicó que “ayer llegó a cuantificación del costo que tiene para Santa Fe las medidas anunciadas por decreto del ejecutivo nacional y son 2535 millones de pesos de acá diciembre. Si bien no las discutimos habrá que analizar la conveniencia de ellas pero tienen un costo más alto para las provincias que para el gobierno Nacional”.

Las declaraciones del ministro hacen clara referencia a las medidas vinculadas al impuesto a la ganancia y al monotributo: la suspensión del cobro del componente impositivo para septiembre y la modificación del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias. Se trata de impuestos que entran en la masa de coparticipación y tienen impacto en los recursos que recibirán las provincias. En el caso de Santa Fe “serán 2535 millones y falta aún restar la quita del IVA a los productos esenciales que se anunció ayer”.

LEER MÁS


Lifschitz: “Macri está haciendo política electoral con el dinero de las provincias”

El funcionario explicó que “hay gastos que son fijos y que los cuatro grandes bloques que definen el grueso del gasto del gobierno son: salarios, jubilaciones, obra pública y transferencia a municipios y comunas”.

Saglione destacó que “estos gastos no se pueden modificar porque al hacerlo se para el consumo”.

“No se puede bajar los sueldos y tampoco no cumplir con el 82% móvil porque es contraproducente.  Además se debe mantener la obra pública que es fundamental para el progreso. A pesar de tener un déficit que es manejable, preferimos que no se paralice. Pensar el recorte como lo hizo el gobierno y bajarle recursos a municipios y comuna sería muy riesgoso. Viven una situación complicada y no se le puede soltar la mano”, explicó el economista.

Cláusula gatillo

Al ser consultado si la opción de recorte es la cláusula gatillo, el ministro prefirió no tratarlo en esos términos. Igual recordó que “cuando se discutió la pauta salarial para este año, se planteó que sea un paliativo para los trabajadores por la constante inflación” pero que, además, había que tener en cuenta la evolución de los recursos de la provincia”. En aquel momento no hubo un acuerdo en ese punto y se acordó reunirse en agosto para analizar el avance y si se deben realizar ajustes o no.

“Con la realidad que vivimos evidentemente debe ser puesto en la mesa de discusión para que la clausula gatillo sirva para los trabajadores pero que también hagan sostenible las finanzas provinciales”, dijo Saglione.

Sobre el final de la nota el ministro dijo que  “hay una realidad económica muy cambiante”.

LEER MÁS


La provincia confirmó que pagará la cláusula gatillo para estatales

“Hacemos un monitoreo y tenemos que ser responsables en términos fiscales. Nos sentaremos a hablar con los gremios para tratar de avanzar de la manera más responsable posible”, finalizó.