El proyecto unifica varias iniciativas para que las marcas de ropa tengan al menos ocho talles disponibles de manera obligatoria.

Las comisiones de Industria y Comercio y de Derechos y Garantías del Senado aprobó este miércoles el dictamen para la futura ley de talles que obligaría a las marcas a tener al menos ocho tamaños de cada prenda.

Existen al menos una docena de normas provinciales y municipales que obligan a las marcas de indumentaria a ofrecer prendas que abarquen desde el más estrecho hasta el más amplio, pero a nivel nacional no existe una ley de talles.

Los senadores tomaron ocho iniciativas distintas sobre el tema incluida la de que los comercios y proveedores de indumentaria deberán contar con todos los talles correspondientes a las medidas antropométricas del género.