Los hijos de José Arce se irán a vivir con su familia materna

Los hijos de José Arce se irán a vivir con su familia materna

José Arce y Rosana Galliano

A Rosana Galliano la mató un grupo de sicarios que su propio ex esposo, José Arce; y su suegra, Elsa Aguilar, contrataron. Ambos fueron condenados a prisión perpetua. Sin embargo, los hijos de la pareja (Gerónimo de 14 años y Nehuén de 13) vivían con su papá hasta hace unas semanas, pero ahora viven con su familia materna.

No fue a raíz de una decisión de la Justicia sino porque el femicida murió la semana pasada.“Recién ahora se dan las cosas como debían ser, pero diez años más tarde”, dijo Oscar, hermano de la víctima. Aún falta la firma del juez para que la guarda sea definitiva.

La lucha por recuperar a sus sobrinos se convirtió en el motor de la vida de Oscar. Diez años después del crimen de su hermana se hizo realidad, un pedido que les venía siendo esquivo desde la Justicia. Todavía los chicos no sacaron sus pertenencias de la casa donde vivieron toda la vida. Mientras tanto, sus abuelos maternos ya tienen lista una habitación que acondicionaron especialmente para ellos desde que se cometió el crimen de Rosana.

A pesar de la condena y la vigencia desde el año pasado de la ley de privación de la responsabilidad parental, Arce nunca perdió la tutela de sus hijos.

Pero, a partir de la muerte de Arce, los chicos se mudaron a la casa de su tía materna. “Están viviendo en la casa de mi hermana. Todavía no se firmó la guarda, pero entendemos que es cuestión de días. Ahora el papá no está y se tienen que quedar con nosotros. Así que estamos esperando la guarda definitiva”, relató Oscar en diálogo con Perfil.

Arce fue internado el jueves de la semana pasada en el Hospital Sanguinetti de Pilar, tras sufrir un pico de presión. Dos días después falleció. Tenía 70 años. “Mi hermana había retirado a los chicos de la casa como todos los fines de semana y los llamaron para decirles que Arce estaba mal. La noticia nos cayó como un balde de agua fría, no la esperábamos”, dijo Oscar.

Los chicos no participaron del velorio

El hombre fue velado el lunes pasado, pero sus hijos no participaron de la ceremonia. “Ahora empieza una vida diferente. Pero nos estamos acomodando porque por primera vez empezamos a conocer lo que ellos piensan de lo que pasó”, contó. Sus sobrinos le pidieron que “no hable mal de Arce”, porque ellos “creen” en su papá y tienen dudas sobre el caso.

“Me dijeron que no hable mal de su papá, que les dolía, que si no no me hablaban más. Fue chocante escucharlos, pero es la primera vez que dicen algo al respecto de todo lo que pasó. Por primera vez hablaron, se liberaron, y creo que es porque él ya no está”, analiza el hermano de Rosana.

“Ahora que salieron de ahí van a poder ver las cosas distintas”. Esa es la convicción que tiene Oscar, el hermano de Rosana Galliano, con respecto a sus sobrinos de 13 y 14 años. Los chicos nunca hablaron de su mamá con la familia materna desde el crimen en 2008 por encargo de su ex pareja y padre de los menores, José Arce, según determinó la Justicia.