Miguel Lifschitz

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, negó hoy la posibilidad de que el socialismo participe en una interna con el PJ para las elecciones del 2019 y se pronunció en contra de la “polarización” entre el macrismo y el kirchnerismo. Al sostener que “el futuro no pasa” por ninguno de esos dos espacios.

Según el mandatario santafesino, “el futuro no pasa por Cambiemos ni por el kirchnerismo, por lo cual, los que tenemos la vocación y la responsabilidad de tratar de promover una variante que pueda sacar al país de la crisis, debemos hacerlo con referentes de distintos sectores”.

“Es una iniciativa que tal vez todavía no sea visible pero que se puede construir”. Dijo.
En el misma línea, sostuvo que “la polarización que se puso en evidencia en 2015 sigue liderando la posición de los ciudadanos. Porque creo que está agotada y hay que pensar en una sumatoria que genere cosas distintas, y no más de lo mismo”.

Por otra parte, respondió con un tajante “no lo veo posible”, cuando le consultaron sobre si, en los encuentros que mantiene con dirigentes justicialistas, el socialismo podría participar de una interna con el PJ.

“Estamos en contacto con dirigentes justicialistas pero que no están en el kirchnerismo.  Sino con sectores progresistas, del radicalismo. Es decir, con una propuesta no tan peronista”. Respondió.

Respecto de la posibilidad de generar una alianza con los dirigentes del GEN, de Margarita Stolbitzer, y de los radicales que siguen a Ricardo Alfonsín, admitió que “hubo encuentros informales” y que “sigue la búsqueda de mayor consenso para una tercera alternativa”.
Lifschitz confió que con la expresidenta y senadora de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, “hace ocho años que no hablo”. Y sobre la relación que ha mantenido con el presidente Mauricio Macri durante estos tres años de gestión, dijo que “fue institucionalmente correcta”. “Cuando hemos necesitado diálogo, lo hemos tenido”. Definió.