La delegación de Boca que viajó a Madrid para jugar la revancha de la final de la Copa Libertadores fue víctima de un robo informático.

El hurto no habría afectado a los jugadores, pero sí a otros miembros a quienes les hackearon los celulares y vaciaron las cuentas bancarias.

El club realizó la denuncia para esclarecer el hecho y también se contactó con el banco para hacer uso del seguro y que se reponga el dinero.

Todavía no se sabe en qué momento se produjo la intromisión a los teléfonos de los damnificados, si en Buenos Aires o en la capital española.

Hasta el momento nadie se refirió a este tema y se espera el avance de la investigación. Tampoco hay información oficial por parte de los directivos para saber cuántas personas fueron afectadas por este robo.