El Presidente asumió la presidencia pro témpore del Mercosur en Montevideo. Allí apuntó contra el líder bolivariano. Además propició la apertura del bloque al mundo y saludó a Temer.

El presidente Mauricio Macri marcó este martes enfáticamente la necesidad de “continuar trabajando incansablemente y de manera coordinada. Para la liberación de los presos políticos, el respeto a los derechos humanos y la restitución de la democracia en Venezuela”.

El Jefe de Estado dejó en claro su postura al hablar durante la reunión plenaria de la 53ª Cumbre de mandatarios de los países miembros del Mercosur, que se realizó en la ciudad uruguaya de Montevideo, en la cual la Argentina asumió la presidencia pro tempore del bloque.

“La región enfrenta una crisis humanitaria que requiere esfuerzos inmediatos. No solo para resguardar los derechos de millones de venezolanos. Sino que también de la dura represión de su gobierno”, aseguró Macri en su discurso.

Además manifestó que en Venezuela se vive “una dictadura que llevó a cabo un proceso electoral fraudulento, destruyendo la democracia bajo banderas que tanto daño le han hecho a nuestra región”.

Por otro lado, dijo que la situación internacional “debemos verla como una oportunidad para reposicionarnos como bloque en el mundo”