Pablo Rada
El secretario de Obras Públicas, Pablo Rada, anunció que entre el 15 y 20 de enero se llamará a licitación pública para la etapa uno de la obra de remodelación estructural del Centro Cultural Municipal.

 

La idea del Municipio es estimular a varias empresas locales a que se presenten a esta convocatoria. La misma se hará junto al Colegio de Arquitectos Distrito 3 y otros colegios profesionales, y que tiene un presupuesto que ronda los 4 millones de pesos.

“Los colegios profesionales participaron de este proyecto y queremos priorizar a las empresas locales. Es un trabajo consensuado, respetando la fachada y el hall del edificio pero aggiornado en lo que es accesibilidad, iluminación y mejoras internas”, precisó Rada.

El funcionario aclaró que “los fondos están disponibles. Al menos en esta primera etapa la idea es utilizar el remanente de dinero por la venta del lote de Belgrano y 9 de Julio”.

Por otro lado dijo que “si en el medio llegan los fondos que pedimos por Obras Menores, ya tendremos también el dinero para la segunda etapa. De lo contrario, buscaremos el modo de habilitar este edificio, que debe ser una premisa para todos”.

Varios contratiempos

El Centro Cultural Municipal permanece cerrado desde 2017, cuando el hundimiento de su estructura obligó a realizar un trabajo sobre los cimientos. Previamente, en octubre de 2016, ya se había clausurado la Sala 2, que presenta una importante rajadura.

Los trabajos de submuración fueron concretados por una empresa de la provincia de Córdoba, siendo completados en el último mes de julio, financiados con adelantos de Coparticipación que el intendente José Freyre gestionó ante el gobernador Lifschitz.

Desde entonces, desde el gobierno local se planteó la intención de poder reabrir las puertas de la sala -al menos de manera parcial- antes de que termine el 2018. Sin embargo, nunca se pudo avanzar con los trabajos necesarios.

La polémica que se generó por el posible adelanto de Fondo de Obras Menores por parte de la Provincia, gestionados por los concejales de la Unión Cívica Radical, nunca arribaron. El principal motivo es que la Municipalidad recién concretó su proyecto arquitectónico hace algunas semanas.

Ahora, con dinero fresco por la venta del predio de Belgrano y 9 de Julio, el Municipio decidió apostar a esta obra tan postergada como necesaria.