Están imputados de detención ilegal de una joven. Deberán cumplir con medidas alternativas entre las que se encuentra no utilizar armas de fuego.

 

Cinco policías de la ciudad de Recreo fueron detenidos el 2 de enero por orden de Asuntos Internos por haber participado de una detención con varias irregularidades.

En la mañana de este lunes se llevó adelante la audiencia de prisión preventiva.

Luego que fueran imputados el sábado por delitos de privación ilegítima de la libertad, falsedad de documento público y vejaciones.

Los efectivos quedaron en libertad pero con medidas alternativas.

Según explicó la fiscal Laura Urquiza,“la decisión de liberar a los efectivos fue tras un acuerdo entre la defensa de los imputados y la fiscalía”.

Las medidas alternativas a la prisión son fijar domicilio, presentarse al MPA con periodicidad, no consumir alcohol ni drogas y no tener contacto con la víctima ni sus familiares.

En este caso, como se trata de personal policial, se impusieron otras dos medida. Los acusados tienen prohibido utilizar armas de fuego y no volverán a sus funciones en la Fuerza mientras dure la investigación.