Imagen ilustrativa
La Policía de Investigaciones rescató los huesos y se analizarán. A la denuncia la hizo un vecino.

 

El llamado de un vecino al 911 alertó sobre el hallazgo de restos óseos en una zanja ubicada en Pasaje Magallanes y Roque Saenz Pena en barrio Roma.

Al lugar llegó personal de PDI (Policía de Investigaciones) y el fiscal Marcelo Fontana que ordenó el resguardo de los huesos para su análisis.

El fiscal confirmó el hallazgo de los restos. Informó que se enviaron a laboratorio y que la policía iniciará una investigación para determinar cómo llegaron hasta ese lugar.

El funcionario judicial afirmó que “todo indica que se trata de restos que se utilizaron por algún estudiante de medicina u odontología porque los dientes encontrados tenían una especie de barniz”.

Además, dijo que “son restos humanos, pero serán analizados”, y describió que encontraron unas muelas, mandíbula , radio y omóplato. Y reiteró que “todos los huesos estaban cubiertos con un barniz”.

Es más, Fontana manifestó que se encontraron otros elementos que hacen suponer que los huesos “formaban parte de un velador”. Consultado sobre si se refería a una lámpara, el fiscal remarcó que sí.