El kirchnerismo, el Frente Renovador y el Peronismo Federal cuestionaron el proyecto oficial que enviará el Gobierno para que se trate en las extraordinarias de febrero.

 

La propuesta del Ejecutivo para bajar a 15 años la edad de imputabilidad aún no se envió al Congreso pero ya genera el rechazo de la oposición.

Especialmente en Diputados, donde el kirchnerismo, el massismo y el bloque Argentina Federal (Peronismo) cuestionaron la iniciativa.

El panorama sería más favorable en el Senado aunque el jefe de bloque del PJ Miguel Ángel Pichetto adelantó sus objeciones.

La ex ministra de Seguridad y diputada de Unidad Ciudadana Nilda Garré calificó el proyecto de “marketinero” y volvió a hablar de la “sensación de inseguridad que siente la gente”, como ya lo había hecho en 2012.

“Se quiere sobredimensionar el problema de la inseguridad. Esto no es negar que existe, es grave y hay que darle solución, pero es complejo y no se resuelve con medidas efectistas ni marketineras“, afirmó.

Leer más:Así es el proyecto de Régimen Penal Juvenil

Por otro lado, el jefe de bancada de Argentina Federal en Diputados Pablo Kosiner dijo que es “difícil” que el proyecto se debata este año.

Consideró además que “siempre lo penal tienta a muchos a un discurso de impacto electoral”.

Mientras que la líder de la bancada del massismo en la Cámara baja Graciela Camaño recordó que en 2016 presentaron una propuesta para bajar a 14 años la edad de imputabilidad y criticó que el Gobierno impulse el tema en un año electoral.

“Esperamos desde 2016 que Cambiemos deje de marketinear con la política y trabaje”, cuestionó.

En el caso del Senado Pichetto, jefe del bloque mayoritario, dijo que está de acuerdo con crear un nuevo sistema de responsabilidad penal juvenil.

Aunque aclaró que “la inseguridad no se va a combatir encarcelando menores, porque el porcentaje de delitos relacionados con ellos es muy bajo”.

“La raíz de los problemas a combatir en relación a la inseguridad es la fragilidad en las fuerzas policiales”, dijo el precandidato presidencial por el Peronismo Federal.