Germán Garavano
El plebiscito habilitó la re-reelección de Casas, aunque hay cruces por la interpretación de la Constitución provincial. “Afecta a la democracia”, dijo Garavano.

 

El Gobierno cuestionó la consulta popular en La Rioja que le permitirá al mandatario provincial, el peronista Sergio Casas, competir por un tercer mandato.

“Es un proceso muy manoseado”, consideró el ministro de Justicia Germán Garavano. “Es una cosa muy cuestionada, que afecta a nuestra democracia”, afirmó.

En la consulta solo votó un 44% del padrón. El “Sí” consiguió el 25,27% y el “No” el 17,90%, con el 98,9% de las mesas escrutadas. Además de 0,42% de nulos, 0,04% recurridos y 0,32% en blanco. El peronismo local argumenta que la consulta, al no haber sido rechazada por el 35% del padrón, permite la re-reelección del gobernador. Mientras que en Cambiemos consideran que, según la Constitución provincial, la decisión debe ser aprobada por el 35% de los votantes, por lo que volverán a presentarse ante la Corte Suprema de Justicia.

El artículo 84 de la Carta Magna de La Rioja determina: “Toda propuesta que sea sometida a consulta popular obligatoria se tendrá por rechazada por el pueblo si una mayoría de más del treinta y cinco por ciento de los votos de los electores inscriptos en el Registro Electoral no la aprueba”.

El titular de la cartera de Justicia se pronunció a favor de las alternancias: “Todos somos reemplazables, ahí está la fortaleza de la democracia, es una pena”, afirmó.