La intendenta creó por decreto una comisión de múltiples áreas que analizará las nuevas habilitaciones y las otorgadas desde 2017.

La intendenta Mónica Fein dictó un nuevo decreto. Esto en el marco del conflicto de convivencia entre vecinos y los responsables de bares y cervecerías de Pichincha.

Así, las nuevas habilitaciones y las renovaciones de los comercios hasta el 31 de diciembre deberán ser sometidos al análisis de una comisión del Ejecutivo. Y con carácter “vinculante”. La iniciativa alcanza a las nuevas habilitaciones y también a las ya otorgadas durante los años 2017, 2018 y 2019.

El decreto

La Municipalidad dispuso, a través de la sanción del decreto 250/2019, una serie de medidas que ajustan los controles en la zona del corredor gastronómico. En dicha zona se instaló un debate entre algunos vecinos y comerciantes por la ocupación de veredas. También por los ruidos molestos y el factor ocupacional de los negocios.

La norma surge tras el encuentro que mantuvo la semana pasada la propia intendenta, junto a funcionarios y vecinos del barrio.

Según el mencionado decreto, se conformará una comisión centralizada de análisis. La misma integrada por un representante de cada una de diferentes jurisdicciones.  Secretaría de Gobierno, Control y Convivencia, Planeamiento y Producción, Empleo e Innovación.

Desde la promulgación de dicha norma y hasta el 31 de diciembre de 2019, se requerirá el dictamen de esta comisión. Esto para el otorgamiento, transferencia o renovación de habilitaciones de locales. Es para los que se encuentren en el radio de aplicación (Balcarce, Francia, Jujuy y Rivadavia). A su vez, bajo los rubros: bares, restaurantes y bares con difusión musical y números en vivo. También café cultural con programación artística.

Y a través del mismo instrumento, serán revisadas aquellas habilitaciones otorgadas en el año 2017, 2018 y 2019. Esto bajo los mencionados rubros y en el área geográfica definida en la normativa.

Por otro lado, la comisión también revisará todos los permisos otorgados por la Secretaría de Cultura. Esto para locales bajo el rubro de bar y café cultural. Teniendo en cuenta para el otorgamiento de un dictamen favorable cuestiones técnicas. Entre ellas la insonorización de los espacios. A partir de esta reglamentación, este área intervendrá sólo a través de la realización de informes en la habilitación de locales de este tipo.

La decisión tomada por la comisión en cada caso tendrá carácter vinculante para la Dirección General de Atención a Empresas. Y para la Dirección de Habilitaciones de Industrias, Comercios y Servicios. Son las áreas encargadas de otorgar las habilitaciones a comercios e industrias en la ciudad de Rosario.

Compromiso

Tras el dictado del decreto, el secretario de Gobierno, Gustavo Leone, hizo declaraciones. “Luego de la reunión que mantuvimos con los vecinos, tomamos la decisión de conformar una comisión de seguimiento. Es para futuras habilitaciones de bares y restaurantes“, sostuvo.

Nos comprometimos, además, a continuar generando instancias de diálogo con el resto de los actores involucrados. Esto en pos de lograr un compromiso de mejora que afecte positivamente la convivencia del barrio y la calidad de vida de sus habitantes. Sin perjuicio de las actividades gastronómicas y culturales que se lleven a cabo en la zona“, agregó.

Según explicaron, tanto el decreto como la conformación de una comisión de varias secretarías están bajo las atribuciones del Ejecutivo local.

Para avanzar con otro tipo de medidas, es necesario que tome cartas en el asunto el Concejo Municipal.