El servicio se restableció la madrugada del domingo en varias zonas de Caracas y de las provincias, pero en la mayoría de ellas volvió a caer antes del mediodía.

 

Venezuela completó este domingo tres días sin suministro de electricidad en una amplia mayoría de su territorio, en el mayor apagón de su historia.

El apagón dejó al menos 15 muertos.

El chavismo atribuyó el apagón a un sabotaje cibernético. Sus adversarios, a la falta de mantenimiento de la infraestructura.

El apagón causó además desabastecimiento de combustible y cuantiosos daños materiales, sobre todo en materia de conservación de alimentos y medicamentos.

Hubo decenas de pequeñas protestas en todo el país, desde cacerolazos hasta la quema de neumáticos y bolsas de basura y la obstrucción de autopistas y calles.

Algunas de ellas fueron reprimidas por la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y otras por “colectivos” (grupos de civiles chavistas armados), según el diario caraqueño El Nacional.