Una joven de 21 años tuvo que ponerse una prenda para cubrirse y no ser bajada de un vuelo. Furiosa, hizo un descargo en sus redes sociales.

Una joven de 21 años fue abordada por cuatro tripulantes de la aerolínea Thomas Cook. Fue en un vuelo desde la ciudad de Birgmingham hacia Tenerife. Estaba ubicada en su asiento y le pidieron que por favor se cubra porque lo que tenía puesto era “ofensivo” e “inapropiado”. La joven contó la experiencia por redes sociales.

Emily O´Connor vestía un pantalón mostaza y un top negro. Según el relato, los tripulantes de cabina no se fueron de su asiento hasta que vieron que se cubrió con una chaqueta.

“Me iban a echar del vuelo si no me cubría porque era ofensivo e inapropiada. Había cuatro auxiliares de vuelo a mi alrededor para coger mi equipaje y sacarme del avión”, escribió.

Además, contó que ante la incómoda situación se vio obligada a consultar a sus compañeros de vuelo si se sentían incómodos por su manera de vestir. “Nadie dijo una palabra”, asegura. Ante la insistencia de los auxiliares de vuelo en que se pusiera otra prenda de ropa, un hombre gritó lo siguiente: “¡Callate patética y ponete una chaqueta!”.

A raíz de la gran repercusión de la publicación, la aerolínea Thomas Cook decidió disculparse a través de un comunicado. En el mismo expresó: “Lamentamos haber molestado a la señorita O’Connor. Está claro que podríamos haber manejado mejor la situación”.

La empresa también aclaró que cuenta con una política de vestimenta “estricta” tanto para hombres como para mujeres. “Nuestros equipos tienen la difícil tarea de implementar esa política y no siempre lo hacen bien”, afirmaron.