La empresa comunicó que está finalizando un reajuste en el software de su modelo 737 Max 8. 

Boeing afirmó este domingo que está cerca de completar la actualización del software de su modelo 737 MAX 8. Es para corregir los errores producidos en su sistema de control de vuelo automático. Así lo anunció la compañía en un comunicado cuando se cumple una semana del accidente de avión de Etiopía.

“Los investigadores siguen trabajando para establecer las conclusiones definitivas. Mientras, Boeing está finalizando el desarrollo de la previamente anunciada actualización de software. Y la revisión del entrenamiento de pilotos“, aseguró el presidente y consejero delegado de la compañía, Dennis Muilenburg.

El texto reproducido por EFE indica que las medidas responden al “comportamiento del sistema de control de vuelo MCAS por la aportación errónea de los sensores“.

Boeing afirmó además que la seguridad es la “mayor prioridad en el diseño, fabricación y asistencia” de sus aviones. Subrayó que, después de cualquier accidente, “se examina el diseño y las operaciones“. Y “cuando es apropiado, se introducen actualizaciones para mejorar aún más la seguridad“.

La fabricante de aeronaves apuntó asimismo que siguen prestando ayuda técnica a petición del Consejo Nacional de Seguridad de Transporte de EEUU, el representante estadounidense que trabaja con los investigadores etíopes.

El comunicado de Boeing se produce horas después de que la ministra etíope de Transporte, Dagmawit Moges, diera señales en una rueda de prensa de que la causa probable del accidente haya sido un problema técnico del modelo 737 MAX 8.

Moges anunció que el informe preliminar del análisis de las cajas negras del avión de Ethiopian Airlines, que dejó 157 muertos, guarda “claras similitudes” con las del aparato de Lion Air que se accidentó en octubre en Indonesia.