El presidente de la Sociedad Rural de Schayoj (Santiago del Estero), Juan Monín, recibió un atentado contra su camioneta en la localidad de Charata (Chaco), lo que generó reacciones de solidaridad y repudio por parte del agro y de diversas personalidades políticas de todo el país.

Comentarios de políticos, funcionarios, productores agropecuarios y entidades relacionadas al campo elevaron a través de las redes sociales el “total repudio contra el hecho” y plena solidaridad hacia Monín.

El hecho

Según publica el sitio Charata Chaco, el hecho delictivo ocurrió a las 3.50 de este viernes.

Luego de ayudar a apagar el fuego que se había encendido en la parte posterior del vehículo, los agentes de la Policía constataron la presencia de vidrios rotos de una botella y, dentro del pico de la misma, un trapo rojo. Esto haría suponer que el ataque fue realizado con una bomba de fabricación casera, tipo “molotov”.

El acto fue denunciado por Monín a la comisaría y la policía se encuentra realizando los peritajes correspondientes.

La Sociedad Rural de Reconquista remarcó que “nos solidarizamos con nuestro delegado por el ataque a su vivienda y repudiamos todo acto de violencia y vandalismo. El camino es el diálogo y la búsqueda de consensos”.

Comunicado de la Sociedad Rural de Reconquista

“El atentado perpetrado contra el domicilio del presidente de la Sociedad Rural de Sachayoj, señor Juan Monín no hace más que realzar el grado de intolerancia que existe en nuestra sociedad y que se manifiesta a través de la animosidad alentada desde sectores peligrosamente politizados.

La Sociedad Rural de Reconquista se hace solidaria con el Sr. Juan Monín y recalca su posición de defensa del espíritu republicano. Único camino de convivencia pacífica y fortalecimiento del vínculo de Nación”.

Repudio en todos los sectores

Otras voces se hicieron escuchar expresando que dicho atentado fue “un mensaje mafioso” hacia el productor,  quien recientemente había participado en una reunión de productores agropecuarios autoconvocados con legisladores en el Congreso.

Diputados nacionales como Pablo Torello y Lucila Lehmann también manifestaron su repudio a este hecho delictivo.