Foto ilustrativa

Así lo expresó la intendente Daniela Qüesta, en el acto oficial organizado por la Municipalidad de Santo Tomé para conmemorar el Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia. La actividad se llevó a cabo ayer en la Plaza Libertad y fue organizada a través del Centro Municipal de Difusión de los Derechos Humanos.

De la misma participaron el subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia, Publio Molinas; junto a funcionarios municipales, concejales, militantes de partidos políticos, miembros de entidades intermedias e integrantes de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas de Santa Fe.

El encuentro culminó con un número musical a cargo de la Agrupación Coral Municipal, dirigida por el profesor Jorge Cova, e incluyó la colocación de una ofrenda floral junto a la placa que recuerda a las 13 víctimas locales del terrorismo de Estado.

A propósito de la ceremonia, Qüesta valoró que “en Santo Tomé hemos instalado una política de Estado que es conmemorar el 24 de marzo a través de un acto oficial organizado desde el propio Municipio, un acto donde el Estado es capaz de promover la reunión de muchos que pensamos distinto en un montón de cosas, pero que somos capaces de reconocernos en lo que nos identifica, nos iguala y nos une: la defensa de la democracia, la lucha contra la violencia y el sometimiento económico”.

“Todavía sufrimos las consecuencias de la dictadura”

En otro tramo de su discurso, la intendente recordó que “el proceso militar significó tremendos retrocesos para los argentinos. La prohibición de los partidos políticos, la intervención de los sindicatos, la negación del derecho a huelga, el Estado de sitio permanente, la censura a los medios de comunicación, el incremento exponencial de la deuda externa y la estatización de la deuda privada. Fueron medidas sostenidas a través de un plan sistemático de represión y muerte diseñado desde el propio Estado contra todo aquel que pensara distinto. Y todavía hoy, a 43 años, seguimos sufriendo las consecuencias de aquel modelo y luchando contra las imposiciones culturales que generó”.

En este sentido, Qüesta aseveró que “a nosotros nos toca trabajar y bregar por sostener la democracia, la libertad, el pluralismo y la promoción de derechos. Ese es el imperativo que nos dejaron los 30 mil desaparecidos y los que lucharon con ellos. El sueño de transformar la sociedad con un Estado presente y sensible para no dejar a nadie en el camino. Por todo eso, sigamos cada 24 de marzo recordando que desde lo más triste y tenebroso, se puede sacar la fuerza suficiente para seguir creciendo y construyendo futuro”, concluyó la mandataria.

“Hemos sabido cimentar los valores de la democracia”

A su turno, el subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia, Publio Molinas, destacó que “por más que a nivel nacional hoy se intenta socavar la lucha que iniciaron las abuelas y las madres, y hacernos retroceder en algunas de las conquistas que hemos logrado en más de 40 años, las manifestaciones como esta nos demuestran que el pueblo argentino ha sabido cimentar los valores de la democracia a través de la memoria”.

“Por eso celebramos estos actos en cada punto de la provincia y del país. Porque significa que hemos logrado comprometernos, trascendiendo las diferencias políticas, con un país que nunca más quiere volver a sufrir esa noche aberrante en la que 30 mil compañeros fueron secuestrados, torturados y desaparecidos sólo por soñar con un mundo mejor”, sostuvo el funcionario.

Memoria y construcción colectiva

Por su parte, el coordinador del Centro Municipal de Difusión de los Derechos Humanos, Carlos Fluxá, refirió que “ya pasaron más de cuatro décadas de lucha para recomponer las instituciones democráticas y recuperar los derechos avasallados, para que el pueblo argentino pudiera recuperar la capacidad de soñar con un futuro en paz, con dignidad y calidad de vida. Y para esa construcción fue y continúa siendo necesaria la memoria. La memoria para ayudarnos a pensar, para no olvidarnos que la intolerancia es nuestro peor enemigo, para tener presente que nunca más debemos permitir que se nos inculque el odio entre los argentinos”.

Al respecto, el funcionario sostuvo que “la memoria colectiva es indispensable para tener presente que una sociedad en paz y armonía sólo se construye desde la pluralidad de miradas, para recordar que un Estado violento no produce bienestar, sino dolor y sufrimiento, que la intolerancia en manos de quienes gobiernan abre la puerta a la violencia institucional, y a nuevas y variadas formas de terrorismo de Estado”.

“Ya no hay vuelta atrás”

En otro momento de la conmemoración, Marcelo Villar, en representación de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas, relató: “Hace tiempo, cuando secuestraron a nuestros seres queridos, nosotros empezamos a recorrer las calles en la más absoluta soledad, y nos fuimos conociendo y encontrando en los lugares donde habitualmente uno iba a reclamar para saber dónde estaban las personas detenidas”.

“Así se fueron constituyendo los organismos de derechos humanos. Nos encontramos en la búsqueda, en la calle, y nos dimos cuenta de que así como la lucha de los 30 mil había sido colectiva, la nuestra también tenía que ser colectiva, por que cada uno por su cuenta no iba a obtener resultados”, remarcó.

“Por eso es una emoción presenciar este momento donde a lo largo y ancho del país, en innumerable cantidad de plazas, escuelas e instituciones se reúne la gente para conmemorar el 24 de marzo. Después de tantos años de prédica, de tantos años de lucha, el pueblo argentino hoy es plenamente consciente de lo que pasó y ya no hay vuelta atrás”, aseveró Villar.

Actividades alusivas

La agenda oficial de actividades por el Día de la Memoria comenzó el pasado viernes en el marco del ciclo de Teatro en el Patio del Centro Cultural. Allí se presentaron obras a cargo de la compañía Modus Vivendi, bajo la dirección de Quique Mailler, además de espectáculos musicales por parte de alumnos del Liceo Municipal.

Paralelamente, en la sede de la Dirección de Cultura, ubicada en Obispo Gelabert y Libertad, se encuentran exhibidas dos muestras que pueden visitarse con entrada libre y gratuita: “Memoria” y “Twitterelatos por la Identidad III”. Las mismas podrán visitarse durante todo el mes de marzo en el horario de 7.00 a 13.00 o, por la tarde, con visitas guiadas en horarios a convenir. Para ello es necesario comunicarse al 4758198.