Ayer el caso Newell’s y Brian Sarmiento dio un capítulo más. La dirigencia intimó al jugador por no presentarse a entrenar en enero y acusan ausencia en unas de las reuniones con el representante.

A través de una carta documento el futbolista intimó a Newell’s a que le abone una cifra que supera el millón y medio de pesos, ya que asegura que las citaciones nunca existieron y que su contrato tiene vigencia hasta el próximo 30 de junio.

En las últimas horas trascendió una foto de Brian Sarmiento disfrutando de sus días, mientras aguarda definiciones en lo futbolístio, junto al mar rodeado de amigos y familias.