La iniciativa la impulsó la diputada Patricia Chialvo en conjunto con las instituciones que trabajan la problemática.

 

“Esta media sanción es un paso adelante en el sanitarismo santafesino”, aseguró Chialvo.

Explicó que con la aprobación de la ley se incorpora en el ámbito del “Programa de Salud Reproductiva”, el estudio, detección temprana y tratamiento de las personas que padecen trombofilia.

Esto significaría concretamente modificar los protocolos médicos internacionales para permitirles a las mujeres iniciar el estudio específico que detecta trombofilia en el embarazo. A mujeres que no hayan sufrido pérdidas y para quienes hayan perdido por primera vez, en lugar de tener que perder tres veces para acceder al tratamiento, como actualmente lo exigen los protocolos.

“La trombofilia es sumamente tratable, se trata con inyecciones de heparina que es un componente de bajo peso molecular y aspirinetas, es el tratamiento más común”, relató Yesica, integrante de Trombofilia y Embarazo Santa Fe. Esta joven mamá sufrió la pérdida de una importante cantidad de embarazos.Una vez que logró acceder al tratamiento tuvo que inyectarse 237 inyecciones para llevar adelante la gestación de su hija.

Qué es la trombofilia

La trombofilia es un trastorno en la coagulación de la sangre que hiper coagule de más y esto tapa las arterias y venas que van a la placenta y el bebé muere por falta de irrigación sanguínea. “Le puede pasar a cualquiera, la trombofilia es hereditaria o adquirida, no elige, pueden tenerla hombres o mujeres”, recalcó la madre.