En diálogo con un medio porteño, el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, hizo alusión a los principales ejes de su gestión en sintonía con las propuestas de Alberto Fernández.

En este sentido, se refirió al transporte en las provincias a través de la reactivación de ferrocarriles, la hidrovía y los bitrenes. Asimismo, pidió por un sistema de transporte público más equitativo y transparente mediante la tarjeta SUBE e hizo mención a la importancia de la seguridad y los controles.

“Tiene que haber una estrategia política, una visión de país. En el transporte siempre hubo una mirada centralista; de hecho, las líneas férreas son radiales hacia Buenos Aires y poco transversales al país, explicó el funcionario.

Asimismo, el ministro planteó la necesidad de desarrollar el transporte fluvial desde Nación con la participación de las provincias, a través de una nueva ley sobre la que se está trabajando, “para que el control sea más federal, porque es algo que tiene que ver con el país”, aseveró.

Queremos buscar un sistema más equitativo y más transparente; no porque la falta de transparencia signifique que alguien se está llevando la plata a algún lugar, sino porque no está en claro cuántas empresas cobran subsidios y por qué razón está justificado ese cobro de subsidi0”, precisó.

Para Moroni, “hay dos regiones claramente a dividir; una es el área metropolitana, que es vital por la cantidad de pasajeros transportados, y la otra es en el interior, donde tiene más que ver con la necesidad de ampliar la cobertura de prestación del servicio”.

Por último, y en torno a la seguridad y los controles, el titular de la cartera de Transporte consideró que “hubo muchos problemas por no cumplir normas o por no modernizar las flotas, pero tenemos que cuidar a los argentinos”.