Según consta en la denuncia formal les ponía alcohol en gel en la boca y los dejaba sin merienda. Varias madres encontraron marcas en el cuerpo de sus hijos.

 

Una docente de la escuela privada “San Luis Gonzaga” fue denunciada de manera formal por un grupo de madres por presunto maltrato infantil. También el Arzobispado denunció, pero de manera administrativa a la maestra jardinera, ante el Ministerio de Educación provincial.

La profesional da clases en el establecimiento ubicado en barrio San Agustín, en sala de 5, donde asisten 23 niñas y niños.

Según contó Débora, “venía notando que mi hijo tenía marcas en el cuerpo. Estaba con mucho temor y había cambiado su comportamiento”. Encontró a su hija llorando debajo de la mesa y la niña le relató lo que pasaba.

Al tomar conocimiento de los hechos, las mamás se pusieron al hombro “la defensa” de los niños, “ya que no vamos a permitir que nuestros hijos sean maltratados”, remarcó Débora, quien agregó que la maestra “les ponía alcohol en gel en la boca y los dejaba sin merienda”.

Los chicos ante las preguntas de sus padres dan la misma versión de los maltratos y las agresiones. “Los relatos coinciden todas”, dijo la mamá, “algunos del temor que tienen no pueden hablar, pero los que pudieron hacerlo cuentan situaciones similares”.

Las madres tuvieron una reunión con la directora de la escuela, quien les garantizó que la docente no está más al frente del aula y se encuentra “por el momento” realizando tareas administrativas. También, les garantizó que desde su lugar va a tomar las medidas pertinentes, según el protocolo del Ministerio de Educación para estos casos.

De todos modos, los familiares se convocarán el viernes frente a la cartera educativa a la espera de ser atendidos por algún funcionario que pueda darles respuestas respecto a este caso.